Times Square, La Gran Manzana, tiene su corazón

Y por fin transmitimos desde Times Square, el corazón de nuestra Gran Manzana, corazón que guarda celoso las semillitas que después darán a luz un árbol robusto lleno de frutos bien maduros.

Times Square (la “Plaza de los Tiempos” si fuésemos absolutamente literales con la traducción), solía llamarse “Longacre Square”, pero una vez que las oficinas del New York Times se mudaran allí en 1904, los neoyorquinos rebautizaron el lugar.

En lo sucesivo Times Square se convertiría en protagonista silencioso del siglo XX, atestiguando la Gran Depresión, el triunfo de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial, la llegada del año 2000…

Ha sido, asimismo, el escenario de grandes obras del séptimo arte como King Kong, La comezón del séptimo año, Annie, Desayuno en Tiffany’s, Superman, Fiebre de sábado por la noche, Día de la Independencia o Soy leyenda.

Su carácter icónico se engalana con letreros luminosos e inconfundibles luces de neón. No es para nada difícil imaginarse a grandes artistas como Frida Kahlo o Federico García Lorca dando un paseo por sus esquinas.

Si hasta forma parte de la música popular: quién podría olvidar aquella tonadita de los Bee Gees que dice ” Whether you’re a brother or whether you’re a mother, you’re stayin’ alive, stayin’ alive…”, claro, con John Travolta caminando al ritmo de la disco.

Este es el pedacito de tierra que hemos escogido para darle vida a la X La Mera Mera… o, incluso, podríamos atrevernos a asegurar que fue Times Square quien nos escogió a nosotros, y no se trata de vanagloriarnos o de soñar más allá de lo que la gente se atreve a soñar, sino de demostrar que cargamos con una gran responsabilidad, demostrar la madera de la que estamos hechos rindiéndole honores al lugar desde el que salimos al aire, para llenar de orgullo a todos los mexicanos y a nuestros hermanos migrantes donde quiera que se encuentren.

¡Bienvenidos a Times Square, hogar de La Incomparable… X La Mera Mera!

Síguenos y danos "me gusta"

1 Comentarios

Deja tu comentario